Artículos

Consideraciones iniciales.

Una tapicería o unos acabados en cuero, suponen un toque extra de elegancia y confort. Sin embargo el cuero, a diferencia de otras partes de nuestro interior, es un material natural y que en cierto modo tiene vida, por lo que su cuidado debe ser especialmente delicado. Limpiar y nutrir el cuero de nuestro coche regularmente es fundamental para que evitar que se agriete.

En general el peor enemigo para la conservación de nuestro vehículo es un incorrecto cuidado, esto es doblemente cierto en el caso del cuero, debido a una serie de tópicos que existen sobre el cuidado del mismo y que pueden desembocar en un prematuro e irreversible deterioro.

 

 

La "sabiduría popular" recomienda el uso de cosméticos, cremas de manos, vaselinas, grasa de caballo o betunes, que aparentemente pueden dar buen resultado pero pueden tener efectos desastrosos a largo plazo llegando incluso a pudrir el cuero de nuestra tapicería.

La razón de por que estos productos no son adecuados para el cuidado del cuero del automóvil es mas sencilla de lo que se pudiese imaginar. Simplemente la mayoría del cuero que debamos limpiar y conservar fuera del coche sera calzado cuyo cometido y procesos de fabricación son radicalmente distintos, por lo que la conservación de ambos también difiere. De la misma manera, los cosméticos están diseñados para la piel humana, por lo que su aplicación en el cuero solo puede tener resultados negativos.

En general podemos diferenciar dos procesos para el cuidado del cuero (tapicerías, volante, guarnecidos, etc) la limpieza y la hidratación o acondicionado, aunque también existen algunos productos que ofrecen ambas características.

Existen 3 procesos principales respecto al tratamiento del cuero: Limpieza, hidratación y tintado.

 

Materiales y herramientas:

Algunos de los productos y herramientas que podemos necesitar para tratar el cuero son:

  1. Limpiadores como Duragloss Leather Shampoo, Mothers leather cleaner, Lexol leather care kit, Gliptone Leather Cleaner.
  2. Acondicionadores como Duragloss Leather conditioner, Mothers leather conditioner, Lexol leather care kit, Gliptone Leather Conditioner.
  3. Limpiador + acondicionador: Poorboys leather stuff, Mothers leather care, Eco Touch Leather Care
  4. Cepillo de cerdas naturales.
  5. Aplicadores de algodón o MF
  6. Toalla de MF para retirar los restos de suciedad y acondicionador.
  7. Tinte

Limpieza del Cuero.

Los cueros de la tapicería están expuestos a mucho movimiento. El roce de la ropa y sobre todo la grasa de la piel ensucian y deterioran poco a poco el estado de los mismos aunque no sea aparentemente visible, por lo que es recomendable una limpieza regular, para asegurarnos de mantenerlo siempre en el mejor estado.

En caso de que observemos manchas o brillos en la superficie de la tapicería es necesario de realizar una limpieza lo antes posible.

 

 

Para esto podemos usar limpiador especifico para el cuero (o en su defecto un APC muy rebajado. Recordemos que los APC´s resecan el cuero) . En todo caso, lo primero siempre debería ser un aspirado, para asegurarse de retirar los residuos especialmente en las costuras, las grietas mas profundas y las zonas perforadas.

Su uso sobre cuero es similar al de cualquier otra superficie:

  1. Pulverizar ligeramente sobre el cuero.
  2. Cepillar con un cepillo para cuero o frotar con aplicador de algodón.
  3. Retirar la suciedad y restos de limpiador con una MF.

 

 

En el caso de limpiadores específicos para cuero, seguiremos las instrucciones del fabricante pero generalmente consiste en aplicar el producto usando un cepillo de cerdas suaves, insistiendo en la zona de las costuras o donde se observen manchas. Esto despegara la suciedad, por lo que posteriormente retiraremos el producto con una toalla de MF ligeramente humedecida, y posteriormente otra seca.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hidratación del Cuero

En caso de que no hayamos usado un limpiador con hidratante, es recomendable realizar este segundo paso para asegurarnos de que la piel quede en un estado inmejorable durante mas tiempo, recuperando en muchos casos la suavidad y elasticidad original.

Como hemos mencionado anteriormente, para este cometido no se deben usar cosméticos y otras cremas formuladas para la piel humana, ya que el cometido de estas cremas es distinto y lo que podemos conseguir es cerrar los poros del cuero, impidiendo su correcta transpiración, por lo que la piel puede llegar a pudrirse en las capas internas.

Generalmente la aplicación de este tratamiento, se realiza aplicando el producto directamente sobre la piel y extendiéndolo con la punta de los dedos, ejerciendo un ligero masaje de manera que el producto penetre correctamente en la piel, poniendo especial cuidado en las costuras y pliegues. Es igualmente válido extender el acondicionador con un aplicador de MF, ya que lo importante es aplicarlo en toda la superficie.

Dejaremos actuar el producto durante unos 5-10 minutos según las indicaciones del fabricante (en algunos productos pueden ser varias horas) y posteriormente retiraremos el sobrante con una toalla de MF.

 

 

 

Con esto tendremos el cuero de tapicerías, volante, palanca de cambios o salpicadero nutrido durante varios meses. Ademas este tipo de productos, suelen incorporar aromas que ayudaran a incrementar la sensación de muy cuidado a nuestro automóvil.

 

Tintado del Cuero.

Es relativamente frecuente ver cuero ya detariorado por diversos motivos: el paso del tiempo, desgaste por uso intensivo, falta de hidratación, roce de pantalones, arañazo fortuito, etc... En estos casos el cuero presenta grietas o simplemente desgaste del color, y por lo tanto una limpieza y posterior hidratación no los devolverá al aspecto de nuevos. Estos deterioros están especialmente concentrados en el asiento del conductor, que es siempre el que más sufre y los volantes.

Para solucionar estos problemas no hay más remedio que tintar de nuevo el cuero. Hemos de recordar que todos los cueros están tintados, de ahí que los fabricante los ofrecezcan de todos los colores. Lo más habitual es encontrar un cuero desgastado donde un simple tintado lo dejará como nuevo.

El primer proceso es siempre limpiar bien el asiento o volante para poder evaluar si lo que vemos es suciedad o deterioro. En el caso que sea deterioro deberemos tintar. Tintar es un proceso tan sencillo como desconocido y lo podemos hacer si conocimientos previos obteniendose unos resultados asombrosos por un coste ridiculo en comparación con un retapizado.

Las heramientas necesarias son:

  1. Tinte del color exacto de tu tapicería. Todos los colores, excepto el negro, deben ser preparados individualmente por un tapicero mediante el envío de una muestra.
  2. lija grano 400 (en caso de tinte que necesite lijado)
  3. Esponja de tintado
  4. Limpiador
  5. Acondicionador

 

Quizás el proceso de tintado más habitual sea el del volante.  Casi todos son negros y resulta especialmente sencillo si se usa un tinte que no requiera lijado previo. Existen kits de este tipo como el kit de tintado de volante de Gliptone