Consideraciones iniciales.

Podemos considerar contaminación a todo elemento externo incrustado sobre la pintura de nuestro coche, que provoca una pérdida de brillo e incluso afectando a nivel físico las capas externas de la misma.

Esta contaminación proviene principalmente de la polución industrial, pero también del polvo de las pastillas de freno (ferodo), el alquitrán de la carretera, los restos de excrementos de pájaro, lluvia ácida, carbonilla de gases de escape e incluso las partículas metálicas que existen en la atmósfera y para las cuales la superficie de nuestro coche supone un imán por efecto de la electricidad estática.

Estas partículas se incrustan sobre la pintura del coche y no se eliminan con un simple lavado, por muy correcto y concienzudo que sea. Es mas, con el tiempo pueden llegar a oxidarse creando puntos de corrosión en la la superficie y debilitar e incluso dañar la chapa del vehículo.

La superficie que podemos observar en nuestro coche, se compone a su vez de distintas capas:

  • Superficie metálica: Es la chapa propiamente dicha sobre la que puede haber otros tratamientos industriales.
  • Imprimación: Una capa destinada a que la pintura quede firme y uniformemente fijada sobre la chapa.
  • Color: Es la capa de pintura, con los pigmentos necesarios para ofrecer el color propiamente dicho a la superficie.
  • Laca: Una capa con las mismas propiedades de la capa de color pero sin pigmentos, que sirve de protección a capas inferiores ademas de ofrecer mayor profundidad de color y brillo.

En algunas marcas y/o colores pueden encontrarse lo que se denomina "monocapa" en las que la capa de barniz no existe y la capa de color es mas amplia llegando hasta la superficie. Este caso particular supone menos de un 5% de total de vehículos fabricados.

¿Cuándo es necesario descontaminar?

Obviamente debemos descontaminar cuando la la pintura está contaminada. Esto no depende de la antigüedad del coche sino de su exposición a los agentes contaminantes. Un coche con 3 días, recién salido del concesionario puede tener contaminación.

Por regla general, deberemos descontaminar antes de aplicar cualquier otro tratamiento. No nos interesa aplicar un sellante o una cera si lo que vamos a hacer con ello es proteger una capa de contaminación por encima de la pintura. Ademas estos productos se adhieren sobre una superficie limpia y ofrecerán un brillo mas uniforme.

Tampoco resulta conveniente pulir sobre esa contaminación, ya que lo que podemos conseguir es precisamente lo contrario de lo que deseamos, deteriorar la superficie con las impurezas que hay sobre ella. Resulta que los contaminantes son siempre de mayor tamaño que los microabrasivos de los polish y por lo tanto rayaremos al frotar esas impurezas contra la pintura.

Existe una prueba sencilla para detectar la contaminación sobre la pintura. Usando una bolsa de plástico para cubrir la punta de los dedos (por ejemplo, el plástico que envuelve los paquetes de tabaco) tocar con las yemas la pintura con una ligera presión.

 

 

 

Si se nota áspero y rugoso, existe contaminación.

 

¿Qué necesitaremos?

Para realizar una descontaminacion, se utiliza un material denominado "clay bar" o "barrita de arcilla".

La clay bar es una resina sintética arcillosa desarrollada en Japón a mediados de los 90 y que tiene la particularidad de atrapar hacia su interior las partículas de polución, alquitrán, pintura pulverizada... Haciéndolo ademas de manera segura, ya que no es un método abrasivo. Existen multitud de ellas con diferentes durezas, tamaños y colores. Normalmente usaremos la que tenga la dureza mínima suficiente para eliminar todos los contaminantes.

Para realizar este proceso necesitaremos:

  • Clay bar : De grado fuerte, medio o fino dependiendo de l tipo de contaminación que tengamos. Ante la duda usar una de grado medio.
  • Algunas microfibras de calidad
 
 
En lugar de QD también es posible usar agua con champú con doble proporción que usaríamos para el lavado, pero en este caso sera necesario un aclarado y secado posterior. Ademas debemos ser cuidadosos para no permitir que el champú se seque sobre la pintura. Lo importante es que exista abundante lubricación.

¿Cómo descontaminar?

Comenzamos lavando y secando bien toda la superficie a descontaminar (bien lavado tradicional o bien usando un Quick Detail). Ubicarse preferiblemente a la sombra ya de esta manera evitaremos que el QD se seque sobre la pintura.

Es recomendable actuar por zonas de unos 40-50 cm de lado y realizarlo de manera ordenada para evitar dejarnos ninguna parte sin descontaminar.

Para comenzar, simplemente pulverizar una pequeña cantidad de QD sobre la zona a tratar y pasar la clay bar con movimientos longitudinales, primero de horizontal y después verticalmente para asegurarnos de que no dejamos ninguna zona sin pasar, como ocurriría si hiciésemos movimientos circulares.

 

 

 

Al principio notaremos cierta resistencia al pasar, esta ira desapareciendo a medida que la contaminación vaya pasando a la clay bar que se ira deslizando mas suavemente. Cuando esto ocurra, limpiaremos los restos de QD con una MF y pasaremos a la siguiente zona.

Es necesario comprobar la clay bar de vez en cuando por si se observasen partículas de mayor tamaño que podrían arañar la pintura. también cuando se observe que la clay bar se encuentra sucia, la doblaremos y amasaremos para continuar usando otra parte que este limpia.

 

 

Este producto también puede usarse sobre cristales, plásticos y cromados.

Es sumamente importante sujetar con firmeza la clay bar, especialmente en los paneles laterales ya que si esta cae al suelo, deberemos desecharla inmediatamente. De la misma manera que absorbe las impurezas de la pintura, habrá hecho lo propio con las del suelo y no podremos asegurar su limpieza de ninguna manera. Cuando doblando y amasando la clay bar, no seamos capaces de sacar una superficie limpia, también debe desecharse.

Para almacenar la clay bar una vez que hayamos terminado, es necesario aplicarle una pequeña cantidad de QD para que mantenga la humedad y almacenarla en su envase cerrado o en su defecto en una bolsa hermética.

¿Y después de descontaminar qué?

Una vez hayamos concluido la descontaminación, ¿qué hacemos?. Tenemos varias opciones. Dejarlo como está y encerarlo o sellarlo es una de ellas. Rápido, limpio y sencillo.

Dependiendo del tipo de contaminantes y de la clay bar usada puede generarse unos microswirls. Por ello siempre es recomendable pasar un pulido suave después de descontaminar.