Consideraciones iniciales.

Limpiar el motor del coche es una tarea tan sencilla como reconfortante. Le quita unos cuantos años a la edad de nuestro coche de un plumazo. Hasta ahora hemos visto como tratar los distintos materiales y piezas de nuestro vehículo tanto del exterior como del interior, pero también vamos a tratar el proceso de detallado del vano motor y sus componentes.

Las razones para detallar el motor de nuestro coche, que habitualmente esta oculto debajo del capo son más amplias de las que se pudiese imaginar. Así por ejemplo un motor correctamente detallado dice mucho de nosotros a la hora de una posible venta o simplemente de llevar el coche a un taller. Un observador externo enseguida se dará cuenta de que ese coche esta completamente cuidado por lo que su valor de mercado es mayor, o en el caso de un mecánico, le transmitirá que no somos de los que se conforman con una chapuza rápida.
Ademas las partes de un motor correctamente detallado, completamente expuestas a temperaturas extremas se encuentran mas protegidas, reduciendo el riesgo de averías y permitiendo localizar fácil y rápidamente cualquier fuga que se pueda producir.

Por contra, cabe mencionar que este proceso es delicado y si no se realiza con el debido cuidado, podemos transmitir humedad a algunas piezas delicadas, como puede ser la ciruitería eléctrica y electrónica, lo cual puede afectar a su funcionamiento. Por ello también haremos mención de las precauciones que debemos tomar para realizar un correcto detallado de motor.

 

Herramientas y productos

Para la realización de un correcto detallado de motor podemos necesitar las siguientes herramientas y productos:

  1. Aspirador
  2. Aire comprimido
  3. Agua a presión
  4. Cepillos de detallado
  5. Desengrasante como 1z Car Star
  6. APC
  7. QD
  8. Acondicionador de plásticos y gomas como el 1Z vinyl gel o Mothers naturally Black
  9. Polish de aluminios y cromados
  10. Aplicadores
  11. Toallas de microfibra

Adicionalmente, para proteger algunos componentes podemos usar algunas bolsas de plástico y gomas o cinta aislante.

 

Proceso.

Como siempre, este proceso debemos llevarlo a cabo a la sombra y con las piezas y superficies del motor frías. Esto es especialmente importante en este caso, ya que debido a las altas temperaturas que se producen en el motor, puede ser peligroso manipularlo si no esta completamente frio.

Ademas, en caso de realizar otros procesos conjuntamente con el detallado de motor, debemos empezar por este ya que de esta manera evitaremos salpicar de grasa y otros restos de suciedad otras partes del vehículo que hubiésemos detallado previamente.

El primer paso para este proceso, es realizar una inspección para determinar que partes deben ser protegidas. En general todas las partes eléctricas como cajas de fusibles, alternador, centralita o cualquier otro modulo electrónico debe ser protegido. también es conveniente cubrir las partes de aluminio pulido ya que pueden quedar marcadas por la acción del desengrasante. En caso de no cubrirlas, posteriormente debemos pulirlas usando un polish de metales adecuado.

Para esto podemos valernos de bolsas de plástico, con las que envolveremos todos los componentes delicados y las cuales podemos ayudarnos para fijarlas de gomas o cinta aislante. Estas partes eléctricas, las detallaremos al final, una vez no haya peligro de que se mojen.

 

Como en otros procesos comenzaremos retirando los restos de mayor tamaño. En el caso del motor estos restos suelen ser hojas y demás residuos que tienden a acumularse especialmente en el vierteaguas junto al parabrisas. También insectos y restos de tierra que tienden a acumularse junto a las entradas de aire.

Para ello nos podemos valer de un aspirador, o bien soplarlos directamente con aire comprimido.

Una vez retirados estos restos, comenzaremos con la parte interior del capo donde habitualmente existe un aislante acústico.

Para tratar esta zona, comenzaremos por un aspirado con el que retiraremos la capa de polvo que suele acumularse en este material, que posteriormente trataremos con APC.
Dado que esta pieza suele estar hecha de un material textil el cual tiende a acumular la humedad, es necesario tener cuidado de no encharcarla con demasiado producto ya que un aumento de peso podría desprenderla. De esta manera es preferible rociar el APC sobre una toalla de MF en lugar de hacerlo directamente sobre el aislante y frotar.

Para el resto de la superficie interior del capo, que no este cubierta con aislante acústico, podemos tratarla con QD y toallas de MF.

Tanto esta parte, como el resto de zonas pintadas del hueco del motor pueden ser tratadas con productos como Zaino All-In-One, con un gran poder de limpieza y duración y que puede ser usado como pulimento y protector en un solo producto.

A continuación pasaremos a detallar el resto del compartimento y el motor propiamente dicho.

Para esto disponemos de dos opciones: Realizar un lavado con agua a presión y desengrasante o bien a mano.

Si optamos por la opción del agua a presión, debemos asegurarnos de haber cubierto correctamente todas las zonas y piezas delicadas a la humedad y a continuación, rociar todo el motor en seco con desengrasante. Un error muy común en este punto es el uso de desengrasante domestico, el cual puede resultar muy agresivo, pudiendo crear daños irreversibles en las zonas metálicas y gomas, por lo que esta totalmente desaconsejado. En su lugar usaremos un desengrasante especialmente formulado para esta tarea, como el 1z Car Star, rebajado en proporción 1:3 para suciedad normal y directamente en caso de suciedad muy adherida.

Una vez que hayamos dejado actuar el producto durante unos 5 minutos, procederemos a aclarar con agua a presión. Puede ser necesario dejar actuar durante mas tiempo, especialmente en zonas donde exista gran cantidad de aceite. En ese caso debemos ser cuidadosos de no permitir que el desengrasante se seque sobre la superficie ya que puede dejar marcas permanentes, de manera que si observamos que el desengrasante comienza a secarse, podemos rociar de nuevo para evitar que esto ocurra.

Si es necesario podemos repetir esta operación ayudándonos de un pincel en zonas de difícil acceso o con un disolvente tipo acrysol para eliminar restos de grasa u otros residuos mas adheridos.

 

Una vez que hayamos aclarado todas las piezas procederemos a su secado usando MF. También es posible usar aire comprimido en el caso de huecos donde tienda a encharcarse el agua o no lleguemos con la MF

Si optamos por el detallado a mano, comenzaremos por usar un APC alcalino como el Duragloss Ultimate Orange, rociando toda la zona y soltando los residuos con un pince, para después retirarlos con MF.

Este método tiene la ventaja de no salpicar y al no usar agua, se reduce al mínimo la posibilidad de mojar partes delicadas, aunque resulta sensiblemente mas lento que el agua a presión.

Acondicionado

El uso de acondicionador sobre las partes plásticas y gomas, nos asegurara un acabado espectacular y durante mas tiempo, ademas de proteger estos materiales reduciendo su deterioro.

El método de aplicación consiste en pulverizar sobre todas las superficies plásticas y gomas y dejar actuar durante el tiempo indicado por el fabricante, generalmente unos minutos y posteriormente retirar el sobrante con MF asegurándonos de no dejar ningún resto ya que esto podría atraer el polvo arruinando nuestro acabado.

Como ultimo paso, procederemos a acondicionar las gomas y juntas tanto de la zona del motor como del capo, con especial cuidado en este punto de retirar todos los restos que pudieran quedar entre estas y el metal.

Como detalle adicional, podemos proceder a pulir las piezas cromadas que pudiera tener nuestro motor usando un polish de metales como el Autosol Metal Polish recuperando así el brillo original.

Una vez concluido este proceso, luciremos un motor que no solo sera digno de exposición, sino que estará protegido y facilitara futuros mantenimientos.